Repasamos las mejores frases del Negro Fontanarrosa, sus marcas registradas en sus 62 años de vida.

“Sigo yendo al bar La Sede, antiguamente era El Cairo (...) y se repite la proporción de lo que hay en la ciudad, o sea de diez, somos siete de Central y tres de Newell’s en la mesa” (Página 12).

“Me cuesta la relación con la computadora. Me hace más preguntas que mi mujer. Viste que vos decís “Ahora salgo” y la computadora te pregunta: “¿quiere efectivamente salir?”, “Guarda esto?”, “¿Conserva lo otro?”. Dejate de hinchar las pelotas... apagate de una vez por todas” (Página 12).

“Me genera algo de vergüenza ver si algo lee mis chistes en el colectivo, digamos. Yo estoy en un boliche y veo que alguien está por mirar un diario y ya me pongo pálido y me digo: “¿Qué pelotudez habré publicado hoy!”.

“A estas alturas puedo esperar cualquier cosa, porque éste fue un festejo a lo Nicolino Locche, con camión de bomberos y todo” (publicado en La Nación; fue cuando Rosario festejó su premio a la labor literario en el Hay Festival de Cartagena, Colombia).

“Antes y después no pasa nada; el verdadero problema de la actividad sexual es durante el partido” (La Nación).

“Un delantero: Maradona, sin lugar a dudas. Porque tenía la grandiosa capacidad de definición y de hacer que los demás también convirtieran goles” (Olé).

“Trabajo como si me fuera a morir mañana” (Clarín).

“Me aburro cuando salgo de vacaciones. No sé qué hacer con el tiempo” (Clarín).

“Cuando digo que yo lo ví jugar a Menotti, salta el tema de la edad y me preguntan, “¿pero cómo, vos lo viste jugar?”. Y Menotti jugador es uno de mis recuerdos más recientes” (Clarín).

“Muy maula debe ser un hincha si sólo va a la cancha cuando la mano viene exitosa” (El Gráfico).

“Mi amor por el club (Rosario Central) nació de manera indirecta. También tuvo que ver mi compañero de banco en la primaria, que era fanático de Central. Después no pude cambiar. No existe cambiarse de cuadro” (Pasión).

“Cuando termina un partido quedo todo contracturado, pero no puteo. Ojalá pudiera” (Pasión).

“Algunos intelectuales serios habrán ocupado sus horas leyendo a Tolstoi, mientras yo leía El Gráfico” (Noticias).

“Al gol de Poy lo vi por tevé, pasaron el partido en directo. Uno se acuerda siempre de lo que estaba haciendo cuando ocurren ese tipo de cosas, como el día que mataron a Kennedy” (Noticias).

“Central es prioridad uno. No me vengan con el cumpleaños de mamá. Yo me voy a la cancha. Eso es innegociable” (Olé).

“Cuando me probé en Central jugué 20 minutos y me dijeron “te llamamos”, pero nunca me pidieron el número. Ahí me avivé que el fútbol no era lo mío”.

“Tenía la fantasía de ser jugador. Si me das a elegir, hubiera querido ser Poy. Entrego todo lo que dibujé por ser el autor de la palomita”.

“A mí el fútbol me sirve para acordarme de fechas. Porque soy un desastre para eso. Por ejemplo, se que mi Viejo murió en el 71, pero no se en qué día, o en qué mes. Entonces me guío por los Mundiales”.

“Asocio al fútbol con la amistad. Siempre me reúno con un grupo de amigos para jugar, ir a la cancha o ver partidos por televisión” (El Gráfico).

“De los jugadores que más recuerdos me traen están el “Gitano” Miguel Angel Juárez... Mario Alberto Kempes... Aldo Pedro Poy y Omar Arnaldo Palma”.


 

0 comentarios

mensaje

Te quedan 500 caracteres
PUBLICAR
Contenidos Relacionados