Quizá sea un récord mundial. Eso se lo dejo para los estadistas. Que hay muchos y buenos. Simplemente enuncio con admiración: ¡Entre 1977 y 1994, el Club Atlético Platense militó en Primera División y evitó 37 descensos de 28 clubes; en catorce de esas diecisiete temporadas estuvo peleando por mantener la categoría e incluso ganó, agónicamente, dos desempates: contra Lanús en 1977 y contra Temperley en 1987!


Y precisamente se cumplen en estos días dos décadas de este último partido a todo o nada. Aunque, dado el resultado (2 a 0) y el trámite del encuentro disputado en Huracán el 6 de mayo de 1987, mucho más dramático fue el partido anterior. En el Monumental, Platense perdía 2 a 0 en la última fecha del campeonato 1986/87. A Temperley con el empate 1 a 1 ante el equipo que resultó campeón, Rosario Central, le alcanzaba.


Pero tres goles del Pampa Gambier, el último de penal sobre la hora gracias a una mano de Gallego (entiéndase bien, por favor: quiero decir que el “Tolo” cometió una mano en su área), le permitieron dar vuelta el marcador y forzar el susodicho partido de desempate.


Ese día se vendieron poco más de catorce mil entradas y se recaudaron casi 88.000 australes (¿se acuerda de esa moneda alfonsinista?). Gambier y Alfaro Moreno hicieron los goles en el segundo tiempo y Platense siguió con su retahíla de salvadas. Ahora milita en la Primera B Nacional, el “Tolo” es técnico ganador dentro del país y en México, a la moneda nacional le quitaron siete ceros y seguimos amando al fútbol. Después dice Alfredo Lepera “que veinte años no es nada”.

 

Néstor Saavedra
0 comentarios

mensaje

Te quedan 500 caracteres
PUBLICAR