LAS ENTREVISTAS DE EL GRáFICO

"Los arqueros de hoy me dan pena"

- por Diego Borinsky: 01/02/2007 -

Personaje sin fecha de vencimiento, el Loco mete un título polémico cada dos respuestas. No tiene empacho en decir que se hubiera retirado en River, que Abbondanzieri es el último en la lista de los guardavallas de Boca que vio, que Chila no fue un fenómeno y que Diego no es ídolo xeneize.

1 ¿Como se arma una heladera? Uh… No me acuerdo, porque si bien llegué a Capital trayendo heladeras con mi hermano, nunca supe armar una. Decía que sabía, pero sólo de mentiroso que siempre fui.

2 No bien llegaste a Atlanta vendías gorras, pasabas hambre y no jugabas en Primera, ¿por qué no te volviste? Pasé un año llorando. Extrañaba la pollera de mi madre, los pantalones de mi padre… No volví sólo porque Dios no lo quiso así.

3 ¿Cómo hizo Dios para que no te mandaran a tu casa después del partido de prueba, en el que te comiste 14 goles? Fue terrible. Terminó el partido y me fui al vestuario. Ahí, el Nano Gandulla me preguntó: “¿Pibe, por qué se fue?”. Le dije que para mí era una vergüenza que me hicieran 14 goles, que ése no era yo. Y después de esa charla, me mandó a una pensión con Artime y Griguol, y le dijo a un dirigente: “Este en un año valdrá millones…”. El me descubrió.

4 ¿De qué trabajarías ahora si nunca hubieras conocido a Griguol y Artime? Sería un borracho de campo, fanático del fútbol. Cuando yo era niño, ése era el futuro de cualquier pueblerino. Ellos fueron fundamentales para que yo pudiera adaptarme.

5 No es normal tener una casa sólo para atender a la prensa, ¿sabías? Sí, sospecho que no es normal. Yo la hice para mis dos hijos, pero el más grande se fue a España y el otro también está viajando…

6 ¿Ahora, un poco más maduro, no te parece poco práctico soldar las puertas del auto y entrar por el techo? Sí, es poco práctico, pero ése fue un rumor infundado. Fui a ver un partido de vóley en Punta Mogotes en mi Peugeot 404 y, en vez de bajar por la puerta, salí por el techo. Al ver eso, un periodista mandó que yo tenía las puertas soldadas por las minas. El cronista no sabía que a mí me gustan los tipos …

7 ¿Con la pelota en los pies, eras mejor que alguno de tus compañeros? Yo jugaba todo a un toque y veía la jugada antes. Una vez, Juanchi Taverna me dijo: “Loco, no jugués porque me vas a hacer pasar vergüenza…”. Pero no, él era mucho mejor que yo.

8 ¿Hoy ves algún delantero en Primera que juegue peor que vos? Sí, por ejemplo, Maxi López. Yo sería Pelé al lado de él. En serio, lo digo sin maldad. Yo era mucho más nueve que él.

9 El día que jugaste al medio, ¿lo hiciste en broma o fue para mostrarte en serio? Me lo tomé en serio y lo consulté antes con los chicos de Platense. Si ellos me hubieran dicho que no, porque lo tomaban como una cargada, no lo habría hecho.

10 ¿Es cierto que cuando secuestraron a tu hijo, en 2004, el Diario As, de España, te hizo un contrato de por vida? Sí, Alfredo Relanio, de As, me llamó y no sólo me hizo un contrato de por vida, sino que además me ofreció un programa de televisión y un piso si me iba a vivir allá, pero, así y todo, preferí quedarme acá.

11 ¿Por qué le pegás tanto a Riquelme en tu columna de opinión? No tengo nada contra él. Es un gran pasador de pelota y tiene buena pegada, pero con ese tranco… Lo dije, lo digo y lo diré: Riquelme no puede jugar en Europa.

12 ¿Qué sentías en River cuando te cantaban “Gatti es un caquero, queremos a Amadeo”? Me ponía bien. Ya ahí me trataban de caquero, entre otras cosas. Y bueno, por algo lo querrían a Amadeo. El para mí fue un grande, pero no toleró que el alumno haya superado al maestro.

13 ¿No te dio pudor decirle cara a cara que vos eras mejor, en una nota para El Gráfico? No, para nada. Siempre se lo decía. Y después le agregaba: “Amadeo, vos sos un coche viejo y yo soy un Mercedes-Benz”.

14 ¿Te jode que te digan que le copiaste el estilo a Errea? No… Yo inconscientemente asimilé cosas de los grandes, como Amadeo, Errea o Yashin, que fueron los tipos que más me impactaron, pero eso no es imitar. Néstor fue un adelantado en el tiempo, el arquero más fino que yo vi en toda mi vida.

15 Alguna vez dijiste: “Fillol no sabe nada y por eso no arriesga”. ¿Cómo lo definirías hoy? Fue el arquero más importante que conocí… ¡abajo de los palos! Un gran solucionador de sus propios errores. Aquellos que entienden este juego, saben que es así.

 

16 ¿El Pato Fillol es un buen técnico? No sé. Lorenzo, Menotti, Bilardo y Bianchi fueron grandes porque tuvieron jugadores, si no, no existirían. Esa es la realidad.

 

17 ¿Qué le podría enseñar Fillol a Gatti? No, no, a mí nada, nada. Al contrario, él puede haber aprendido cosas de mí, porque el Pato fue un grande, pero no dejó una enseñanza, ni hizo escuela, eso lo sabe cualquiera.

18 Navarro Montoya, ¿puede atajar hasta los 45 años, como Gatti? Sí, como poder, puede, pero como yo, no. Hoy es el mejor arquero del fútbol argentino, pero no tiene ni mi talento, ni mi físico, ni mi pelo, ni mi naturalidad…

19 ¿Costanzo o Lux? Lux tiene condiciones, pero prefiero a Costanzo. Apuesto a la belleza, a lo lindo, y Franco tiene un don de hombre que atrapa. Igual… le falta un buen maestro. Acá el problema es que entrenar, entrena cualquiera, pero enseñar, no enseña nadie. El único que podría hacerlo es el que habla. Si yo lo agarro a Costanzo, lo hago un arquero en serio.

20 ¿Pablo Cavallero es un arquero de Selección? Pablo nunca fue buen arquero. ¡Y llegó a la Selección! Pero bueh… Pato Abbondanzieri va a jugar el Mundial…

21 ¿No te gusta muuucho el Pato Abbondanzieri, no? De los arqueros que yo vi en Boca, es el último de la fila. Roma, Sánchez, Vidallé, Biasutto, el que habla, Genaro, el Gato Santos, la Pantera Rodríguez, el Mono… Ni hablar, todos fueron mejores, pero él cayó en el momento justo. ¡Y va a jugar un Mundial!

22 ¿Quién tiene que ser el arquero de la Selección? Sin dudas, Navarro Montoya. Es el único que tiene pasta, conoce el oficio, achica, levanta al equipo, a la gente… Lo malo son sus dientes. Yo le digo: “¡Mono, arreglate esa dentadura!”. Si tuviera el físico de Comizzo, o sea, ese pelo, esos dientes… Sería mucho mejor.

23 ¿Por qué cuesta tanto encontrar un arquero para la Selección? Porque todos son arqueros de metegol, dan rebotes continuamente. Tienen a su favor que la pelota es más rápida y más difícil, pero siempre hay un secreto.

24 ¿Quién es el máximo símbolo de la historia de Boca? Es difícil elegir a uno, pero yo me quedaría con Rattin, Marzolini o Pescia. ¿Gatti…? Creo que hice cosas para merecer eso, pero también acepto que hubo personajes más identificados con Boca.

25 ¿Qué lugar debería ocupar Diego en Boca? Diego debería ocupar el lugar que ocupa, porque es el personaje deportivo más grande del país, pero no es un símbolo de Boca. No tiene historia en Boca.

26 ¿Y Gatti?, ¿qué espacio se merece? En este país nunca puedo ocupar un lugar, porque digo mi verdad. Y la verdad duele. Cuando uno dice lo que piensa, lo apartan del negocio. Yo no acepto ir para donde vaya el viento.

27 ¿Seguís soñando con ser presidente de Boca? No, ya no. En su momento lo tiré un poco en joda, y un poco en serio. Pero hoy ya no me interesa.

28 ¿Un café con Macri o con Aguilar? Con Mauricio. Yo tengo un gran aprecio por él, aunque se equivocó en la fiesta del centenario, porque no fue la fiesta de Boca, sino de Maradona. Yo amo a Diego, pero me dio bronca lo que pasó, porque los grandes jugadores que estaban ahí parecían sirvientes que nunca hubieran jugado en el club, cuando en realidad muchos de ellos tienen historias inigualables.

29 ¿Qué le diría Armando a Macri? Le enseñaría mucho a Mauricio. Pero igual, después del Puma, que fue el número uno, Mauricio fue el número dos, sin dudas.

30 Cuando aún eras radical, dijiste “Boca es como Perón, una pasión”, ¿cómo se explica? Perón, como Gardel o Maradona, para mí era un fenómeno popular, pero yo hablaba de oído. Mi viejo se ponía en pedo y gritaba “¡viva Hipólito Yrigoyen!” cuando yo tenía seis años. Entonces, ¿qué iba a decir yo? Después me mandé la pelotudez de hacer la propaganda de Alfonsín, y ahí me empezaron a putear. La gente de Boca me decía: “Dejaste de ser mi ídolo”. Cuando me hice menemista, me volvieron a aplaudir. Y Mauricio Macri fue como Menem, porque adelantó cien años a Boca. Era un equipo de barrio y ahora compite para ser un equipo europeo.

 

31 A ver, pará. ¿Menem adelantó cien años a la Argentina? Sí, sin dudas… Este país antes de Menem era Bolivia, Paraguay, Perú… Con el perdón de los tres países que estoy nombrando. Y Menem lo jerarquizó, a tal punto que parecía un país europeo. Hoy, desgraciadamente, venís de Europa acá, y el país vuelve a parecer Paraguay, Bolivia y Perú, con el respeto por ellos. Tengo la suerte de ir y venir de España, y hay una diferencia abismal. Menem vistió al país.

 

32 Y suponiendo que eso sea bueno, ¿no creés que vendió el placard para comprar el disfraz? Aunque algunos digan que el país está así por cómo actuó Menem, yo digo que es al revés. Pienso que este país sigue viviendo por todas las cosas que hizo Menem. Yo sólo sé de fútbol, pero hablo a través del fútbol.

33 Sí, mejor, fútbol. ¿Por qué no sos técnico? Porque estuve 26 años concentrado y ahora estoy aprendiendo a vivir más para mis hijos, para mi mujer, para mis amigos… Me estoy dando cuenta de que soy un ser humano. Y si hubiese sido técnico habría vuelto al nerviosismo, las puteadas y todo eso… ¿Entonces para qué vivir? ¿Cuánto me queda? ¿Diez años de vida? Quiero vivirlos.

34 A Bielsa lo rotulaste como “un rompebolas”, ¿y a Pekerman…? Si me dan a elegir entre los dos, me quedo con el Loco. Creo que es un tipo adelantado, aunque con el perdón de la palabra, diría que también es una histérica. Cuando hace esos gestos… Pero así y todo, me quedo con Bielsa antes que con Pekerman, que parece un sacerdote. No, ¡un predicador! Trata de elegir a los que juegan bien, pero a ésos hay que agregarles cosas que él no les agrega. Parece que está bien con todo el mundo, y que a la Selección van todos… ¡Y no es así, viejo! El único campeón del mundo es Brasil y siempre juegan los mismos. ¡No jodamos!

35 Tu mujer afirma que sos un tipo aburrido, ¿miente, no? No, no miente. Realmente soy aburrido, tranquilo, hogareño, solitario… Y cuando jugaba, era peor.

36 Un día pediste que todos tus hinchas fueran a la cancha con algo rojo para ver cuántos eran, ¿lo hablaste con tu psicólogo? No, ¡¿qué psicólogo?! Odio a los psicólogos. Están más locos que yo. Mis únicos terapeutas son el vino y la risa. Eso lo hice porque estaba discutido y quería ver cuánta gente me alentaba. Además, ese cariño de los hinchas le ayuda al jugador a combatir la enfermedad más grande del mundo, que es la depresión.

37 Muchas veces te bajaste del equipo después de sufrir goleadas, ¿te deprimías más de la cuenta? Sí, sí, cuando era un pelotudo, sí. Como dicen, el boludo va al arco… Me agarraban ataques y me borraba, porque me daba cuenta de que no estaba bien y le hacía mal al equipo.

38 ¿Llegaste a fingir una lesión para no jugar? Sí, cuando estaba en River. Me llamaron a un juvenil y, como no quería ir a Europa, me enyesé un tobillo. No me gustaba viajar y todo eso. Lo odiaba.

39 Si hoy te llaman de Atlanta y te dicen: “Loco, volvé al arco”, ¿firmás? Sí. Me opero la cadera, y después, firmo. Eso sí, hoy tendría que jugar cada 15 días, pero obviamente todavía estoy para atajar. A mí me sería mucho más fácil jugar en este circo de hoy. Todo lo que ahora está permitido lo hacía yo cuando estaba prohibido. Los grandes jugadores de antes podrían jugar hoy. Y los grandes jugadores de hoy no hubieran podido jugar antes.

40 ¿Hoy, a los 60, sos más que algún arquero actual? Sí, más que todos, de acá y del mundo. Bien preparadito y sólo para un partido, hoy soy el mejor.

41 Chilavert, Islas y vos, se autodefinen como “el mejor”, ¿cómo justificás tu afirmación? Yo podría jugar ahora, y ellos no podían jugar ni a los 20 años… Chilavert hizo goles, que son orgasmos, pero como arquero no fue un fenómeno. Y Luis es un arquero que jugó muchísimo tiempo, pero que tampoco sabía cómo atajaba. Se ponía en el arco… No hay comparación. Yo me diferenciaba de todos porque nunca dejaba que sacaran el revólver y me pegaran el tiro. Antes de que desenfundaran, ya estaba ahí.

42 ¿Preferís un arquero sin manos o uno sin autoestima? El arquero es individualista, es como un tenista. Tiene que tener ego, eso es fundamental.

43 El 20 de abril se cumplieron 41 años del día que los hinchas de River quisieron quemarte el auto, ¿se te pasó el miedo? Sí, ahora sí, pero tuve mucho miedo, porque guapos eran los de antes. Hoy no te queman nada. Hablan más, pero no lo hacen. Esa vez quemaron un Fiat 1500 pensando que era el mío….

44 ¿Hoy los de River te quieren o te putean? Me quieren, porque yo siempre hablé bien de River en mis declaraciones. Si no lo reconociera como el más grande junto con Boca, sería un desagradecido.

45 ¿No tuviste miedo al atajar para Gimnasia, contra Boca, con la azul y amarilla abajo del buzo? Yo avisé que lo iba a hacer, y tenía todo bastante preparado. Además a mí, en Gimnasia, todos me amaban.

 

46 ¿Aceptaste un soborno antes de un superclásico? Sí. Me ofrecieron un millón de dólares, y acepté. ¿Cómo no? Si me metían goles todos los días… ¿Sabés lo que era un palo verde en esos tiempos? Al final no se hizo porque nunca apareció el tipo que me llamó. Pero cuando lo atendí, le dije: “Traémelos ya”. No me acuerdo el año, fue por la Copa Libertadores. Sé todo, pero nunca voy a decir quién me llamó...

 

47 Atajando para River, en la Bombonera, te tiraron una escoba y te pusiste a barrer el área, ¿ya sabías que sería tu oficina? No, se me ocurrió en ese momento. Tiraron una escoba a la cancha y barrí un ratito el césped, más que nada para cargar a la hinchada.

48 ¿Qué gritos recordás del día que estrenaste el buzo rosa? Y… algún “¡putito!” tiraron, pero la gente no come clavos. Ya me conocía y sabía por qué yo hacía esas cosas.

49 Cuando atajaste para la Selección con una petaca de whisky al lado del arco, ¿cuánto tomaste en realidad? ¡Me bajé toda la petaquita!, pero era chiquita, eh. ¿Sabés el frío que hacía? Y atajé tannnto… Fue el mejor partido de mi vida, porque estaba en pedo, no sabía lo que hacía. No estaba cagado.

50 ¿Repetiste la receta después? Sí, una vez, en un partido contra Unión, le pedí al utilero un café con whisky…

51 ¿Qué efecto te hacía el cuarto de vino que tomabas antes de los partidos? Era bárbaro, me sacaba el cagómetro, que es algo real. Quien lo niegue, no es humano. Si fuera técnico, sin dudas les daría vino a los jugadores antes de los partidos. ¿Qué les voy a dar? ¿Gaseosa? Es una porquería, los infla, los duerme… El vino es otra cosa. Y lo dicen los médicos.

52 ¿Lo que vos llamás “el cagómetro” es el “miedo escénico” del que habla Valdano? Sí, totalmente, es lo mismo que dice Jorge, el culto, pero con otras palabras. Igual, en España cayó mejor mi versión.

53 Relatá vos ese malabarismo que hiciste sobre la raya en el partido contra All Boys. Cabecearon del área chica y la pelota venía despacio, era un pedo de vieja. Venía justo a mí. Entonces la dejé pasar por arriba de mi cabeza y la agarré por atrás de mi espalda. Ahí la tiré para adelante, otra vez por arriba de la cabeza… Fue tremendo, pero hubo una peor: jugando para Atlanta, saqué del arco tirando un pelotazo contra el travesaño. Me suspendieron una fecha, por irresponsable.

54 Si no hubieras sido tan excéntrico, ¿habrías fracasado? Lo mío es natural. Se le llama locura, pero para mí es otra cosa. Yo nací así, del polvo de mi madre y mi padre.

55 ¿No te arrepentiste de haber pedido esa licencia que te dejó afuera del Mundial 78? Pedí una licencia porque sabía que no volvía. Era consciente de que no iba a recuperarme de la rodilla, y no me recuperé.

56 ¿Menotti hoy te cree que de verdad estabas mal, o todavía no? Ahora me cree, pero en ese momento dudó. El pensó que el Loco Lorenzo me hizo salir de la Selección y no fue así.

57 ¿Seguís pensando que Bilardo “es técnico de equipo chico” y que Menotti “es el Frank Sinatra de los DT”? Sí. César no parece técnico, parece un polista por cómo habla, y además, ¡cómo les llega a los jugadores! Un día habló con Hrabina y le dijo que era bueno. ¡Y el otro se lo creyó! Iba al ataque y hasta metía goles… Le tuve que decir: “Pará, che, fue un chiste de César”. Después, del Narigón no sé tanto, porque no lo tuve nunca como entrenador.

58 ¿El Chino Benítez es un técnico para Boca? Sí, hoy a mí me sorprende, porque es virgen, nunca fue técnico, y está llevando bien a un Boca muy difícil de llevar, que viene de una era Bianchi, imposible de igualar. Es un fierro caliente, pero lo está manejando muy bien.

59 Si River necesita un entrenador de arqueros, ¿estás? Si está Passarella, sí, porque tengo una gran afinidad con él. No fui cuando me llamó, porque recién me había ido de Boca. Pero hoy iría, sin pensarlo.

60 ¿Qué es tu viejo, hoy, en tu vida? Y… Dios, es la figura constante que me acompaña en mi vida, junto a la de mi madre, claro.

 

61 Siempre decías que te daban pena los arqueros que viven bajo los tres palos. ¿En la actualidad, cuáles? Hoy todos los arqueros me dan pena, porque todos están debajo de los palos, salvo dos o tres. Ninguno se divierte.

 

62 ¿En una serie de penales, Gatti-Chilavert, quién gana y por qué? Pateando me gana él, lejos, seguro. Pero atajando no creo. Igual, eso es una cuestión de azar. Es más, quizás, él tiene más culo que yo y me gana.

63 Si te hubieran prohibido las bermudas y la vincha, ¿te habría ido igual? No, no, eso era parte de mi vida. Me miraba al espejo y, si me veía lindo, atajaba bien. Si no, atajaba mal. Yo sé que es difícil verme lindo, pero aunque sea me quería ver gracioso, provocativo.

64 De los tres títulos locales, las dos Libertadores y la Intercontinental, ¿cuál disfrutaste más? El Nacional 76. Ese campeonato se definió con un partido entre Boca y River, y ganó Boca con gol del Chapa Suñé. Si hubieran cambiado de arquero, el campeón era River…

65 ¿Cómo soportaste las 20 fechas de suspensión por decirle cervecero a Ithurralde, hacías yoga? Ithurralde, la c… de tu madre. Sí, le dije “cervecero” en un partido contra Quilmes, y me echó, mal. Fue muy duro, se me hizo muy largo, no me lo olvido más.

66 ¿A tus hijos los ayudó o los perjudicó llamarse Gatti? Los perjudicó, pero más al mayor, el que jugó en Boca. Además, a mi hijo también lo mató ser tan lindo, porque los tipos lindos no pueden jugar al fútbol. Beckham por ejemplo juega un fenómeno, pero todos dicen que no es tan bueno, porque es lindo. Si fuera feo, lo destacarían el doble.

67 ¿Qué te dijo tu mujer cuando le dijiste que le querías poner Cassius a tu hijo? Nada, porque ella sabía que yo adoro a Cassius Clay, un tipo que hizo lindo a un deporte feo, horrendo. Un grande, decía que era el mejor, bailaba en el ring con más de 110 kilos... Por eso mi señora no me dijo nada. Eso sí, al segundo, no me dejó ponerle Alí.

68 ¿Te reprochás no haber estado en los partos de tus hijos? No, no, porque no me gustaría ver un parto, pero sí me hubiese gustado estar con Nacha en ese momento. Mi adicción al fútbol, hasta podía con eso…

69 ¿Te quedó pendiente hacer el gol que siempre prometiste? Sí, pero no un gol de penal ni de tiro libre. Eso es una falta de respeto al jugador. En mi época era imposible que sucediera algo así, porque cualquier compañero me hubiera dicho: “Loco, andá al arco o si no el próximo penal en contra lo atajo yo…”. El fútbol dejó de ser fútbol, es otro juego.

70 ¿Con quién te sentiste más identificado, Higuita o Jorge Campos? Con Higuita, aunque al final ya estaba gordo, con esos bigotes y esos pelos que le quedaban mal. Era atrevido, e hizo la jugada más espectacular que yo vi de un portero: el escorpión. Campitos jugaba muy bien al medio, pero no de arquero.

71 Por tus afirmaciones en As, ¿Oliver Kahn tampoco es tu arquero favorito, no? Ah, no, no. Mi contacto con el diario empezó con una nota que me hicieron antes de un partido entre Real Madrid y Bayern Munich, donde atajaba ese alemán feo, cara de mono, horrendo, que fue destacado como el mejor del último Mundial y, en realidad, es el peor arquero que vi en mi vida. En el reportaje advertí que se iba a cagar. Y tal cual: se cagó y se metió dos goles.

72 ¿Cuánto había de tu faceta actoral en el precalentamiento-show antes de los partidos? Yo era un showman como Cassius Clay. No era como los demás, que salían a ver qué pasaba. Ya del vestuario salía transpirado y, antes del partido, necesitaba que me metieran un buen pelotazo para sacarme el cagazo. A un arquero cagado hay que meterle un pelotazo en la cara, y se le va… Esas cosas no están en los libros. ¿Quién las puede enseñar? ¡El Loco!

73 ¿El Caribe nublado o sol en tu patio? Sol en mi patio. Acá me pongo en pedo, corto el pasto… En cambio, una semana en el Caribe, sin sol, ¿qué hago?

74 ¿Es mito o realidad que cuando hacía frío tomabas sol en la vidriera de una farmacia? Es verdad, en Conde y Los Incas. Pero ni me hablés… ¡Mirá qué burro que era! ¡Después de un montón de años me enteré de que pasaba el calor, pero no los rayos ultravioletas!

75 ¿Por qué no jugás más en los parques de Palermo? Porque tengo que operarme. Yo jugaba con una gamba y la otra no la usaba para nada. Entonces, se me fue desgastando la cadera.

 

76 ¿Ya pasaste las 10 mil corbatas? No, ya no junto más. Llegué a tener unas 200 y, además, en el Mundial me robé unas cuantas, pero después frené, porque en realidad yo nunca usé corbatas.

 

77 ¿Te seguís pintando las uñas de los pies? Sí, sí. Me pinto una de colorado, por la envidia, y además porque me gusta. Son toques de elegancia, de distinción.

78 ¿Y ahora el traje lo usás con medias? No, ¿para qué? No me gustan y además me molestan. Igual, generalmente no uso traje.

79 Fuiste al velatorio del Pato Pastoriza, que de alguna manera te retiró. ¿Por qué lo querés tanto? Porque si bien me bajó el martillo, eso no ensució ni un poco mi cariño por él. Todos los días me acuerdo del Pato, teníamos una piel increíble.

80 ¿Fuiste el Bonavena del fútbol? Tuve un estilo parecido, pero yo fui el Cassius Clay. Ringo era un grande, por sus declaraciones, un divino, lo amo, pero en lo deportivo no fue tan grande como yo.

81 ¿Cuál fue el mejor gol que te hicieron? Los del Negro Pelé. Para quienes no lo vieron, Pelé fue Jordan con los pies.

82 Si Pelé fue Jordan, ¿Maradona quién fue? Y… Ginóbili.

83 ¿Y el gol más boludo que te comiste? Fueron dos de caño, en Salta, el mismo día. Al final, ya cerraba las piernas como una mina cuando no quiere que le hagan el amor.

84 ¿Por qué se rompió tu emprendimiento con Mascardi? Porque me usó y me pegó una patada en el culo. Igual, ya estoy acostumbrado a que me usen… En el fútbol argentino, suele pasar eso. Yo a Mascardi lo presenté en sociedad; después, él se destacó por su inteligencia y capacidad.

85 ¿Cómo conviven tu coquetería, los mejores restaurantes y el vino blanco fino… con Seven-Up? Ja, no, a mí me gusta paladear el vino puro… Y sí, cuando ya estoy muy en pedo, lo mezclo con Seven-Up, tipo clericó.

86 El Toto Lorenzo te amaba, pero al final te tiró abajo, ¿por qué? Yo para él sólo tengo palabras de agradecimiento. Me ha reputeado muchísimas veces y me ha criticado por ser muy solitario. Pero tenía razón.

87 Algunos de los que te criticaron, dijeron que no tenés amigos, ¿es cierto? Yo tengo amigos, no muchos, pero tengo. Por ejemplo, ‰  ‰ Guillermo Cóppola, Hugo Buitrago y Daniel Passarella. En este mundo que vivimos, tener tres o cuatro amigos ya es mucho.

88 ¿Quién es más? ¿Alonso en River, Bochini en Independiente o Gatti en Boca? Está demostrado que yo no soy más que ellos, así lo votó la gente. Lo que pasa es que mi verdad, a veces, resulta chocante. Yo sé que muchísima gente piensa que soy Gallina.

89 ¿Y no lo sos? No, simplemente digo que Boca y River están ahí. Es una realidad.

90 ¿Para qué dijiste que si el Real Madrid no sale campeón, te pegás un tiro? Porque lo haría, de verdad. Y quiero que tiren mis cenizas en el Bernabeu. El único club que me emociona se llama Real Madrid. Me pongo nervioso, como nunca con Boca o con River. Veo los partidos y me vuelvo loco. Amo al Madrid.

 

91 ¿Qué relación tenías o tenés con La Doce? Yo trataba con Quique, y después con el Abuelo, que comió en casa. Nunca tuve problemas con ellos hasta que dije que era radical. Ahí me descartaron. Cuando Pastoriza me bajó el martillo, yo estaba peleado con La Doce. Si no, la historia hubiese sido otra… Ahora lo veo de vez en cuando a Di Zeo y lo saludo, tengo buena relación con él.

 

92 ¿Les dabas plata? Cuando iban afuera, nos pedían guita y entre todos juntábamos. Yo no ponía mucho, pero ponía.

93 ¿Te arrepentís de haber dicho que “Gimnasia es un equipo chico, en el que no trascendés, que se hizo famoso por Gatti”? Lo mantengo, porque es grande de corazón y de gente, pero es un club chico. Igual, yo no me quería ir de ahí. Me echó un técnico, que no voy a nombrar, porque no se bancaba ídolos que estuvieran arriba de él.

94 ¿Qué pasó con “Hugo Orlando Gatti Automotores”? Puse el nombre, como tantas otras pelotudeces que hacemos los jugadores de fútbol, y nunca pasó nada. Ni va a pasar. Lo único que puedo hacer yo es jugar, enseñar y explicar fútbol.

95 ¿Cuántos periodistas conociste que supieran de fútbol? Tres. Sólo me dejaron cosas Osvaldo Ardizzone, Dante Panzeri y Juvenal. Hoy ninguno sabe de fútbol. Hablan de un juego mediático, sin ningún mensaje, ni contenido… Incluso dentro de la cancha se desvirtuó el fútbol. Si alguno se tira un gas con lindo olor, es penal. Y por no hacer una autocrítica real, seguimos para abajo.

96 Hace 16 años dijiste: “Con 10 años más de vida, estaría bien…”. ¿Cuántos más querés? Sí, yo quería morir a los 50. Pero ahora tengo 60 y quiero vivir hasta los 100. Es más, cuando cumpla 100 años, vuelvo al fútbol.

97 ¿Por qué no aceptaste retirarte en River cuando Mario Israel te lo propuso? Hablé con él en una reunión, en la que también estuvo Mascardi, pero como no sentí un gran interés de parte de ellos, no arreglé. Si lo hubiera sentido, me habría retirado en River. Eso nunca lo dije, pero es cierto. A mí me habían echado de Boca, y yo quería jugar.

98 ¿De qué vivís hoy? De algunos ahorros que me quedaron y del diario As. Además, gasto poco. Yo tengo el cartel de “loco por la guita”, y no es así. Me hicieron esa fama porque cuando íbamos a comer, tardaba en amagar que iba a pagar. Pero, ¿qué pretendían? Encima que se daban el lujo de comer conmigo, querían que pagara yo…

99 ¿Qué te hace pensar que sos “muy humilde”, si estás convencido de que sos “el mejor”? Yo siempre dije que fui el mejor en lo mío, en lo deportivo. Y es verdad. En todo lo otro soy humilde, no soy agrandado.

100 ¿Estás loco? No, tan sólo soy un tipo muy sincero en el ambiente del fútbol, aunque pueda ser embustero en otros ámbitos. Al único que no le miento es al fútbol. Le puedo mentir a mi mujer, a mis hijos, a mis amigos y a Dios, pero al fútbol, no.

 

Por Diego Borinsky: 01/02/2007

Para seguir leyendo:

El increíble gol del City tras 44 pases

Manchester City le ganó al Manchester United 3-1. El tercer gol fue una maravillosa posesión de pelota con 44 pases durante 2 minutos, sin que la toque el rival, hasta que convirtió Gundogan.

1978. Boca fue más que River, pero menos que Fillol

En el primer partido de la serie semifinal de Libertadores entre Boca y River, Ubaldo Matildo Fillol, el mejor arquero del mundo, saca todas y deja el marcador en 0. Crónica y fotos.

Los grandes cracks 1911-1921 (Parte II)

El inefable Chantecler, conocedor de primera mano de las épocas iniciales de nuestro fútbol, prosigue su recordación haciendo foco en los mejores mediocampistas laterales en la segunda década del siglo XX.

Europa en 90 segundos

Un panorama de las ligas europeas en 1’30”: Godín lesión y gol heroico, doblete y derrota de Messi en su vuelta, triplete de Cavani, golazo del Papu Gómez y el encontronazo entre Higuaín y Cristiano.

12 de Noviembre de 1948, Juan Gálvez

Figuras, junto a su hermano Oscar, del Gran Premio de América del Sur, ganando 5 de las 14 etapas. Un accidente sobre el desenlace truncó las chances del título finalizando entonces en tercer lugar.

Goleada de Racing frente a Gimnasia

La Academia de Coudet logró un notable resultado en El Bosque ganándole 3- 0 a Gimnasia Esgrima La Plata, con gol de Centurión y doblete de Lisandro López. Racing se afirma en la punta de la Superliga.

El partido del nunca jamás (parte 1)

Nuestro fotógrafo Alejandro Del Bosco, estuvo en La Bombonera para reflejar en imágenes la primera parte de una final histórica e irrepetible. Boca y River empataron y la Libertadores se define en el Monumental.

Boca 2 – River 2, el resumen con sonido ambiente

Gran espectáculo dieron los equipos más populares del país, en la primera final de Libertadores. Con dos goles por bando y numerosas situaciones de peligro, fue justo el empate. El 24 de noviembre juegan la revancha,

El 2 a 2 fue de Izquierdoz en contra

Gran tiro libre de Martínez que llegó en forma de centro a la puerta del área chica, luchan Pratto e Izquierdoz en el aire y el defensor de Boca la roza para atrás, encajando la pelota en su arco.