LAS ENTREVISTAS DE EL GRáFICO

"Maradona fue nuestro mal"

- por Diego Borinsky: 30/10/2006 -

Lo afirma porque Diego puso la vara muy alta en la exigencia:“Hoy, si no sos Maradona no alcanza”. Un recorrido plagado de anécdotas riquísimas por la vida de la Brujita: desde la pelea con Sorin hasta las excentricidades de Abramovich, pasando por Beckham, Pekerman, Bielsa y Grondona.

 

1 ¿Por qué Argentina quedó afuera en cuartos? Me parece que, a comparación de lo nuestro en 2002, fue bueno lo que se hizo, aunque Argentina debería estar siempre entre los cuatro mejores. Si no llegó hasta ahí, algo faltó. De todos modos, las críticas son relativas... En el 98, quedamos afuera contra un equipo diez veces superior a esta Alemania, y nos pegaron veinte veces más que a esta Selección.

 

2 ¿Te gustó Riquelme en el Mundial? Y… no sé lo que pretendía el técnico. Era imposible que se convirtiera en un jugador rápido de repente, de esos que se sacan dos tipos de encima. Román fue siempre el mismo: juega para afuera, y para afuera, y de repente te mete una asistencia. Siempre creí que había que ponerle al lado a un Messi, un Aimar.

3 ¿Esta Argentina era mejor que la del 2002? Sííí. Y contó con mucho más tiempo de preparación. Nosotros tuvimos sólo quince días juntos antes de viajar al otro lado del mundo, a Japón. Incluso, durante la competencia, también tuvieron más descanso entre los partidos.

4 ¿Debió seguir Pekerman al frente de la Selección? Sí, porque creo que hay que ser coherentes. Si a Bielsa le renovaron la confianza, lo debieron hacer con Pekerman. No hizo un mal trabajo.

5 ¿Te ves de nuevo en la Selección? Con José no hubiera podido. Con otro, puedo tener una chance, creo. Está claro que después depende de muchas cosas.

6 ¿Viste todos los partidos del Mundial? Los de Argentina, sí. Hasta pronostiqué el gol del Ratón contra Alemania… Ese partido lo vimos en el Country de Estudiantes e hicimos un quilombo bárbaro. Uno siempre conserva el fanatismo por su Selección.

7 ¿Por qué no fuiste a Alemania? Qué sé yo. La verdad, a José, más que un “hola, qué tal”, nunca lo traté.

8 ¿Cómo creés que vivió Bielsa el Mundial? Uhhhh… Andá a saber. Se debe haber querido matar.

9 ¿Si Bielsa no hubiera renunciado, habrías estado en Alemania? Creo que sí.

10 ¿Seguís pensando que no tuvo la culpa en la eliminación del 2002? Es difícil adjudicar las responsabilidades. El cree mucho en una idea y, por ser tan cerrado, no pudo ver cosas que nosotros notábamos desde adentro. En los tres partidos de aquel Mundial, como sabían que íbamos todo el tiempo, nos esperaban atrás y nos agarraban de contragolpe…

11 ¿Por qué Bielsa no volvió a dirigir hasta aquí? No sé. Creo que todos tenemos cosas para recriminarnos, y más un perfeccionista como Bielsa. A nadie le gusta quedarse afuera en primera ronda, pero igual no lo entiendo. En el mejor momento de su gestión, que fue la medalla olímpica, se fue…

12 ¿Qué significó en tu carrera el Mundial de Corea-Japón? Seguramente no fue de mis mejores experiencias, pero el fútbol es así, imprevisible. Si no sería matemática. Fue un mal trago sobre el cual se han dicho y escrito muchísimas mentiras.

13 ¿Por qué sólo quedaron cuatro de aquel plantel en este Mundial? Pagamos muy cara la eliminación, y no lo digo porque sólo hayan quedado cuatro, ya que se veía venir un recambio generacional. Lo digo por todo lo que se dijo… El fútbol es un deporte, pero acá se va mucho más allá...

14 ¿Qué falló en ese Mundial? La planificación de los tiempos y la parte física. Llegamos con muchos partidos encima, y varios titulares lesionados, como Nelson, el Cholo, el Ratón, yo…

15 ¿Te sentís querido en Argentina o te siguen reprochando ese fracaso? Si tomamos el partido contra Chile de 2003, donde me llevé todas las puteadas y los silbidos, diría que hay un recelo importante, pero no me molesta. No sé por qué conmigo. Quizá por ese gesto contra Suecia, por el cual me mataron sin razón.

 

16 ¿Recordás cómo fue esa jugada que te recriminan muchos? Sí, fue a poco del final. Yo fui corriendo a tirar un corner y, tras acomodar la pelota, esperé que el árbitro diera la orden. Mientras, Bielsa y otros veinte me gritaban desde el banco, y ahí les hice una seña, como diciendo: “Déjenme de romper las pelotas”, porque faltaban diez minutos y si le pegaba mal... Pero bueno, ya está.

 

17 ¿Y por qué te acusaron de “vendido”? No sé. Tal vez por el primer tiempo contra Inglaterra, que jugué un desastre, pero… No puedo estar explicando cien veces lo que me pasó y ‰  ‰ que me pasa. Ninguno sabe que contra Nigeria, a los diez minutos, tenía los dos gemelos acalambrados y seguí.

18 ¿No pensaste en bajarte antes del Mundial? Sí, pero si lo hubiera hecho, como supuestamente era el símbolo del equipo, habrían dicho: “Es un cagón”.

19 ¿Qué día dejaste de ser jugador de Selección? Nunca dejé de serlo, creo. Y aunque imaginaba que no iría a Alemania, recién perdí las esperanzas el día que Pekerman dio la lista.

20 ¿Grondona te tachó después de tu pelea pública con Sorin? No sé. Grondona siempre me dijo que era como su hijo…

21 ¿Es un poquito técnico de la Selección? No sé (risas). A mí me decía que era como su hijo, pero también dijo siempre que él daba el OK a la lista del Mundial… Y yo no estuve.

22 Circuló la versión de que Román no te quería porque ibas a opacar su liderazgo. ¿Te llegó ese rumor? Versiones, escuché mil. Pero yo no creo que un técnico tome la decisión de no llevar a un jugador por la chapa o porque pueda llegar a molestarle a otro. Sería poco inteligente.

23 ¿Los llamaste a Riquelme y a Sorin para preguntarles por qué no te querían en la Selección? A Román, sí. A Sorin, no. No para ver por qué no me quería, sino para aclarar algunos rumores. Siempre tuve una buena relación con él y a mí me gusta ir de frente. Por eso le pregunté qué onda. Y no pasó nada. Está todo bien.

24 Si te encontrás solo en un ascensor con Sorin, ¿quién hablaría primero y qué diría? No sé, no sé si se habla… Le arranco la cabeza (risas).

25 ¿Por qué dijiste que él “se olvida de muchas cosas”? Porque sabe que se olvida de muchas cosas, de manos grandes… Pero bueno, ya está.

26 ¿Es cierto que Bati se enojó con vos porque le pusiste “Gordo”? Nooo, tenemos una buena la relación. No somos amigos, pero podemos tomar unos mates. Con Hernán (Crespo) me llevo mejor, pero porque con él compartí muchas más cosas.

27 Entonces no le molestaba que le dijeras Gordo… No. De todas las cosas que le decían ahí lo más lindo era “Gordo”.

28 ¿Crespo y Bati se llevaban mal como muchos piensan? No, entre ellos bien. Pasa que se han dicho y se han escrito muchísimas cosas. Como Hernán siempre estuvo a la sombra de Bati, se tejieron un montón de mentiras.

29 Con Crespo tenés un equipo en TC y Turismo Nacional. ¿Tu futuro puede estar arriba de un auto? No, arriba del auto no. El otro día leí una nota de Palermo que decía: “A mí me gustaría correr, no como Verón y Crespo, que lo ven de abajo”. Por favor, que Palermo no se haga el pistero…

30 ¿Subirían a Martín a un auto del equipo de ustedes? ¡Ni en pedo! ¡Ni-en-pe-do! Si queremos ganar, tenemos que contratar otro piloto.

31 Jugaste con Karembeu en Sampdoria, ¿podés explicar cómo hizo para conseguir semejante esposa? Tiene facha el morocho. Es un tipo que gana con las trencitas y todas las boludeces que tiene en la cabeza. Yo lo he vivido.

32 En 2001 dijiste que eras un jugador del montón: ¿por qué pagaron tanta plata por vos entonces? Qué sé yo. Como dice Diego Torres, no soy el mejor, tampoco el peor.

33 Pero en un momento era Zidane o Verón. Sí, en su momento. Yo creo haber mantenido un buen nivel siempre, y llegué a un gran nivel, pero nada más.

34 ¿Todavía te duele no haber salido campeón con aquel Boca de Maradona y compañía? Sí, no me hablés. Fue increíble. Si vos mirás el equipo, teníamos que ganar caminando. La gira por China nos mató.

35 ¿Cuánto tuvo que ver Carlos Bilardo en la explosión de tu carrera? Y… bastante, sobre todo en lo que refiere al trabajo de campo, con la táctica y la pelota parada. Creo que Carlos, más allá de que muchos se lo toman en broma por lo que hace afuera de la cancha, es un tipo que le deja mucho al jugador. Cuando habla de los penales, por ejemplo, y dice que no son una lotería, tiene razón. Los arqueros estudian  como se vio con Lehmann. Y el jugador tiene que patear penales en los entrenamientos, avisándole al arquero dónde va el disparo, para ensayar la precisión. Desde esas cosas ha ganado todo lo que ganó. Siempre aprovechó hasta el más mínimo detalle para sacar ventaja. Está adelantado a muchísima gente.

36 ¿Fue muy brusco el cambio de Bilardo a Menotti? Sí, son completamente distintos. Yo no soy bilardista ni menottista. Del Flaco destaco cómo enamora al jugador y su idea de trabajar todo con pelota. Cuando llegó a la Sampdoria, los tanos le pidieron que nos llevara a correr a la montaña, y él les contestó: “Cuando al fútbol se juegue en la montaña, vamos a ir”. Es un tipo que charla mucho, se basa en la comunicación, y tal vez eso lo frenó en Italia. El idioma, agregado a que ese fútbol no es precisamente el que él siente, no le permitieron trascender allá, pero es una persona extraordinaria, fascinante.

37 ¿Por qué no te dejás crecer el pelo? Nooo (risas). Tengo pelo. A veces traté de dejarlo crecer, pero no me veo. No soy yo. Miro la foto del documento y me quiero matar. En el Sub-17 tenía una porra que noooo, maaaal.

38 ¿Volviste a encontrar en el fútbol un amigo como el Kily González? No, un personaje así, no. El Kily es un loco, muy instintivo… No suele pensar las cosas que hace y, de repente, te mete en un lío terrible. Una vez, en China, de gira con Boca, estábamos en un hotel que tenía jarrones por todos lados, no sé si de la dinastía Ming o qué… Y le dije: “Kily, mirá, sabés cuánto hacemos si nos llevamos este jarrón”. Ahí, me respondió: “No, boludo”, y se apoyó en la mesita… Se dio vuelta e hizo mierda el jarrón. Entonces, Bilardo empezó con el tic de la corbata y decía: “¿Quién fue, pibe?”. Nos cagamos de risa.

39 El Kily González vuelve a jugar en Argentina, ¿quién atiende primero a quién? Yooo, sin duda. Si lo dejo primero a él, me saca del partido.

40 ¿Aquella publicidad con Saviola, en la que chasqueabas los dedos y tenías dinero, mujeres y todo lo que deseabas, es la síntesis de un momento de tu vida? No sé. Yo trato de vivir los momentos como son, sean malos como en Japón o buenos como tantos otros. Pero no los vivo según cómo los vean los demás, porque antes de un partido te convierten en Dios, y después, en el Diablo.

41 ¿Tuviste una época más jovial de lo normal para un jugador profesional? Yo hice lo que sentí y viví mi juventud como la de cualquiera, aunque con más exposición.

42 ¿Andar a 295 kilómetros por hora, por la calle, era producto de tu inmadurez o de tu locura? Hoy no lo haría, porque tengo chicos y debo pensar en otras cosas. No le voy a dejar toda la guita a mi señora para que se la patine… En todo caso me la patino yo primero, y después me mato.

43 ¿Te peleaste con el Gallego González después de que le pegó a un fotógrafo que les sacó una foto en El Divino, de Puerto Madero?  No. Lo que me río hoy con eso… Me vinieron a buscar para preguntarme dónde estaba Batman: “¡Y qué sé yo, se fue por el batitubo!”, les dije. Me metieron en un quilombo terrible, y no tenía nada que ver.

44 ¿Ir a bailar sigue siendo tu vicio? No, no. No voy a decir que no es lindo salir a bailar, de joda. Pero ya pasó a un segundo plano.

45 ¿Qué balance hacés de tus 11 años en Europa? En lo futbolístico, creo que fueron muy buenos. Nunca imaginé que fuera a sobrevivir tantos años fuera del país, y menos aún después de los primeros seis meses que pasé en Europa, llorando, extrañando y pidiendo que Mauricio me llevara a Boca de nuevo. Era complicado. Y viéndolo así lo que vino después fue bárbaro. No me puedo quejar ni pedir más. No es poco haber vivido diez años afuera, sin que me dejara ningún equipo. Y a nivel personal, me enriquecí muchísimo. Yo había hecho sólo hasta séptimo grado y allá conocí otros idiomas, culturas, países, personas. La experiencia fue excepcional.

 

46 ¿Qué tiene el sueco Eriksson como técnico para haberte marcado? Fue el que me recibió en Europa. El que me respaldó, me aguantó y me protegió. Además, en todos los equipos que dirigió siempre me ha querido.

 

47 ¿Viste muchos jugadores fumando en los vestuarios europeos? Sí, vi jugadores y técnicos pitando en la sobremesa, o en el bar del hotel, con el café. No es un ambiente menos serio que el argentino, es menos mentiroso. Nosotros terminamos el partido del 98, contra Croacia, y cuando fuimos al bar a esperar el micro, estaban los croatas con puchos y cervezas… ¡Y habían perdido! Llegaron a semifinales así… Acá eso es imposible.

48 ¿Quiénes ganaban más en los boliches: los argentinos, los ingleses o los italianos? Si es por chamuyo, los argentinos… Después, depende del jugador. Cannavaro va… Aparte, ojitos claros, en ese tiempo usaba el pelito largo… Había que estar lejos de él.

49 Te hicieron problema con el pasaporte, con el pase del Parma a la Lazio. ¿Es difícil ser argentino en Europa? No, lo complicado es ser extranjero. La xenofobia y el racismo están latentes.

50 Ya desde afuera, ¿te sorprenden los casos de corrupción que hay en el fútbol italiano? No, no me sorprenden porque cuando algo se comenta por un motivo es. Si no era la droga, por otro lado iba a saltar…

51 ¿En Italia hay mucha corrupción en el fútbol o la diferencia es que se investiga más que en otros países? Las dos cosas. Ahora pienso que van a hacer una “polizia”, como ellos dicen, para limpiar y empezar todo de cero, porque han perdido espectadores y la credibilidad ya no es la misma.

52 Muchos se van del país por la inseguridad. ¿Qué sentiste cuando te entraron a robar en Londres? Nada. “Estoy en Buenos Aires…”, dije. Entraron con un machete y no entendía nada, porque aparte hablaba inglés el tipo. Seguros no estamos en ningún lado.

53 ¿Qué es lo más loco que encontraste en la casa que ocupaste en Manchester y que estaba decorada por Fabien Barthez? No tenía mucho, el pelado. Había un lindo bolichito abajo, con un proyector para ver películas que le choreé. Nunca se lo devolví, y si se entera, lo hace leyendo El Gráfico.

54 Si alguien en Manchester dice “Verón”, ¿habla de vos o de tu viejo? De mi viejo. Bah, puede ser de cualquiera de los dos. Yo fui el primer argentino en jugar ahí y la última Premier lograda por el Manchester la ganamos cuando estaba en el plantel…

55 La diferencia entre Inglaterra e Italia es increíble, ¿no? En Italia hubo quilombo con las apuestas y, en Inglaterra, Ferguson los llevó a los burros. Sí, Ferguson nos llevaba a los caballos y a ver carreras de galgos… En algunas cosas, el inglés es más como nosotros. El otro día, Rooney tuvo que pagar un fangote, como 800 mil libras, por el tema de las apuestas, y está todo bien. En Italia hubiera sido un escándalo.

56 “En Italia hay que pensar en el fútbol todo el día. En Inglaterra no se dramatiza tanto”. ¿Por qué te fue mucho mejor en Italia? Porque al inicio de mi carrera me formé con una escuela que es la italiana, y que tiene que ver con el laburo y la táctica. Eso, en Inglaterra, lo perdí todo. Ahí los primeros seis meses andaba bárbaro. Y el resto del año tenía lesiones, estaba físicamente mal, y me costaba… Después de cinco años, ya con 27, tuve que cambiar a un lugar que es completamente distinto, porque no se hace laburo físico y se juegan mil partidos.

57 Empleados de seguridad del Manchester estuvieron en Malvinas. ¿Qué recordás de las charlas con ellos? Te lo cuentan con lástima… A la noche iban con los infrarrojos y seguían a los pibes argentinos, que ni los veían. Dicen que hubo muchos a los que atrapaban y curaban, porque no encontraban razón para matarlos.

58 ¿Fue más dura la prensa argentina  post Mundial o la inglesa cuando te fuiste de Manchester? Allá no fue tanto y tampoco es que fui un desastre. No fui regular, y en momentos importantes, me lesioné. Igual, que me mate un periódico tano o inglés, me importa un huevo. Acá es otra cosa.

59 ¿Quiénes y por qué te tildaron de drogadicto? No tengo idea. Creo que surgió por el antidoping del 98, pero fuera de eso no sé… Lo que sé es que esto, en otros lugares, no pasa. En Italia nunca escuché las cosas que dijeron acá de mí, o ahora de Riquelme, que para muchos fue un desastre. Allá se valora lo que hace el jugador y, en cambio, acá, de Maradona para abajo… Diego fue el mal nuestro, porque ahora si no sos Maradona, no alcanza. Y no todos somos Maradona. Si Maxi Rodríguez hubiera colgado en la tribuna la pelota del golazo a México, acá se hubieran preguntado para qué lo llevo Pekerman… Es así.

60 ¿No fue un error haberse peleado con la prensa en Francia 98? No sé. Siempre fui de la misma manera, pero con la experiencia aprendí que hay puntos intermedios. Sé cómo empezó todo. Nosotros tuvimos un día libre y, después dijeron que Berti se había ido con este, y que tal o cual había entrado en un hotel con minas y tenían fotos. Entonces, pensamos: “Si cada vez que pasa algo nos van a matar…”. Habría sido más fácil si ese diario, o esa revista, hubiese sacado una nota pidiendo disculpas por lo que se publicó. Más allá de eso, creo que nosotros no podemos estar peleados con los periodistas, ni viceversa. Otra cosa que nunca entendí es por qué se hacen entrenamientos a puertas cerradas, por ejemplo. Eso genera un desgaste tremendo, como el tema de las lonas. Igual, con 21, 22 años, no me iba a poner a discutir con el técnico, porque me iba a comer un voleo en el culo…

 

61 ¿Terminaste peleado con Ferguson? ¿Es cierto que maltrata a los futbolistas? No sé si los maltrata. Pero no actúa igual cuando un jugador recién llega que cuando ya no lo quiere, como pasó con Van Nistelrooy, que hizo un montón de goles e igual lo dejó colgado. Yo no terminé ni mal ni bien. Me llamaron del Chelsea para decirme: “Venite, venite y venite”, y arranqué.

 

62 ¿Cuál fue la excentricidad que más te sorprendió de Roman Abramovich? Hay miles… Desde comprar un barco blindado de 160 metros hasta su intención de adquirir todos los negocios frente al estadio para ponerse un restaurante tano, porque le había gustado un plato de pastas que probó en Milán.

63 ¿Está bueno el banderín que le hicieron a tu viejo en Inglaterra y está colgado en Old Trafford? Sí, está mi viejo en una escoba y tiene su respectiva canción.

64 ¿Cómo definirías a Beckham? Como persona, cuando está solo, es un pibe bárbaro, normal. Ahora, cuando está con la señora, ya se mete en el personaje y es otro. Pero qué sé yo.

65 ¿Si Beckham tuviera la cara de Víctor Müller sería capitán de la selección inglesa? Ni en pedo… (risas). Fue un muy buen jugador. En el Manchester, el primer año que yo estuve, la rompió. Después, se metió mucho en el personaje y dejó de ser el de antes.

66 ¿En algún momento te aburrió el fútbol inglés? No es que me aburrió. No le encontré la vuelta. Me costó el cambio. Creo que hubiera sido distinto si iba a España. De hecho, en su momento me quedé con ganas de jugar en el Real Madrid. Igual, no sé si llamarlo cuenta pendiente.

67 En una publicidad llegaste a mostrar el culo. ¿Marea la sobreexposición, como la que hoy acosa a Messi? Qué sé yo. Depende del pibe, de la educación y de la gente que tenga alrededor. Si te rodean tipos que te adulan y que te dicen: “Vamos para acá, para allá y gastala que total…” No sirve.

68 En 2002, cuando muchos compañeros del Manchester se borraban, jugaste al 70% de tus posibilidades físicas y fuiste muy criticado. ¿Ese esfuerzo no te permitió llegar a pleno al Mundial? Un poco terminé pagando. En el Manchester no me entrenaba. Iba a Roma, me atendía y volvía para jugar. Pasa que estábamos en semifinales de Champions y peleando el campeonato, entonces, hay cosas que no las mido. Además, tampoco me gusta dar lástima. Que digan: “Verón está lesionado, pobrecito”. No, yo sigo. Si me sale mal, me sale mal. No me arrepiento. En la vida, como en el fútbol, siempre seguí el instinto. Yo me podía haber quedado tranquilamente en Italia, donde era considerado un gran jugador, pero no. Armé la valija y probé.

69 ¿Qué recordás de tu experiencia como cantante en el disco oficial del Mundial 2002? ¿Ves tu futuro por ese lado? Ni en pedo. Igual, incursioné bastante. Tengo otro tema que canté con Hernán (por Crespo) en la Lazio, en un CD de Navidad. Lo tiene mi vieja y es en tano. Del Mundial, los que cantaron bastante bien fueron Roberto Carlos y Wanchope.

70 En el partido contra el Villarreal, te enojaste con Adriano y le dijiste “tenés que correr más”. ¿Habla más de lo que juega? El Mundial lo dijo todo…

71 ¿Es difícil ser brasileño en el Inter? No, no. Mi señora es muy amiga de la mujer de Ze María y quizá se hablaba más con la señora de Dida, que vivía en nuestro barrio, que con la esposa del Cuchu. Todo pasa por la predisposición a relacionarse que tenga cada uno, y Adriano es un chico muy introvertido. A mí, por más que seas callado o tengas carácter, hay actitudes que me determinan qué clase de tipo sos: las ganas de entrenar, las de jugar… Si vos no tenés ganas de laburar y sos Maradona adentro de la cancha, no te puedo decir nada. Pero uno tiene que conocer sus limitaciones y, si vos no te entrenás, en la cancha no te movés y tenés un físico de noventa kilos… Un partido te lo aguanto, pero dos no, porque yo me rompo el culo… Fuera de eso, las relaciones entre brasileños y argentinos son buenas.

72 ¿Por qué arreglaste con Estudiantes si tenías ofertas de equipos más grandes? Por los sentimientos y las ganas de volver. Para regresar a un grande hay que estar bien, porque es lo mismo que jugar en el Inter o en el Milan, donde las competiciones y las exigencias son mayores. Y al no ser hombre del club hay que empezar de nuevo. Estudiantes me va a exigir lo mismo, pero como me conocen y reconocen la actitud de volver, me miran de otro modo.

73 ¿Cuánto tuvo que ver tu viejo en esa decisión? Eh… No fue directo, porque no me decía: “Dale, boludo, venite para Estudiantes”, pero tácitamente, sí, por atrás. Yo abría un diario de La Plata y veía sus declaraciones… El sabe cuál es mi sentimiento hacia el club, porque es mutuo.

74 ¿Qué aprendiste de tu viejo? De fútbol, sólo algunos consejos, porque como jugadores fuimos muy diferentes. Pero sí aprendí mucho como persona en cuanto a la humildad hacia el trabajo y el compañero. Mi viejo siempre se ha brindado a la gente que tuvo al lado, tanto al club como a un amigo o un desconocido. Y creo que eso lo absorbí de él.

75 ¿Te imaginabas 7 mil personas en tu recibimiento? No, pero eso pasa por todo lo que encierra el apellido Verón en este club, ya que, en verdad, tengo pocos partidos acá. Todo este cariño es por mi papá y por lo que demostré e hice en otros clubes, diciendo siempre que soy hincha de Estudiantes.

 

 

 

76 ¿No sentís como un déjà vu cuando te ves con la camiseta del Pincha junto a Calderón? Sí, algo así. Es una sensación linda, porque con Caldera nuestra historia va más allá de Estudiantes. Nos conocemos del barrio y porque en inferiores lo dirigía mi viejo. Después nos encontramos cuando volvió al club y también en Italia. Siempre nos hablamos y encontrarnos de nuevo es importante. Tener un compinche en el grupo es bueno.

77 ¿Otro Mundial o la Copa con el León? En este momento, la Libertadores. Lástima que este año ya no puede ser. Jugar otro Mundial, no digo que me parezca imposible, pero lo veo  difícil. Igual, no le cierro la puerta a nada.

78 ¿Poder jugar la Copa aceleró tu regreso? Y… yo sabía que no iba a poder jugar en esta instancia. Era un sueño estar en las semifinales. Pero bueno, viene el Apertura.

79 ¿Cómo pensás que te van a recibir en las canchas argentinas? Nunca me lo puse a pensar. Qué sé yo. No me va a cambiar mi manera de pensar o de vivir el fútbol si me chiflan, me putean, o me reciben mal en algún lado.

80 ¿De qué querés jugar? Por cómo el Cholo está formando al equipo en las prácticas, jugaré como doble cinco, algo parecido a lo que hice en el Inter junto al Cuchu, con responsabilidad en la marca y en el juego.

81 Te pasó en el Inter con Mancini y ahora con el Cholo. ¿Es difícil ser entrenado por un amigo? Cambia un poco las cosas, pero hasta ahí. Lo importante es saber en qué situación estás y mantener el respeto, sobre todo. Con el Cholo no fuimos grandes amigos por una cuestión generacional, y porque quizás somos distintos en el modo de pensar, que es algo normal. Pero hubo siempre una gran relación a nivel profesional. Compartimos muchísimas cosas.

82 ¿Vas a robarle un poquito de la dirección técnica? No, porque sólo quiero pensar en jugar a la pelota. Si puedo darle una mano al Cholo, y él me la pide, se la daré. Pero creo que él está capacitado y hay más gente en Estudiantes para trabajar en eso. El día de mañana, cuando deje de jugar, sí me gustaría dar una mano desde otra posición, pero ahora no, porque sería mezclar las cosas.

83 Si se invirtieran los roles, ¿te animarías a poner al Cholo en el banco? El técnico decide qué es lo mejor para todos. Si estuviera en otra etapa de mi vida, habría sido distinto, pero como estoy más maduro, no me hago problemas por las mismas cosas que antes. Si no aceptara esa posibilidad, no hubiera venido. Sé que hay chicos jóvenes que piden pista, y hay buenos jugadores en mi posición. Entonces, en algún momento el técnico tendrá que decidir.

84 ¿Por qué en Europa hay estadios únicos y en La Plata no se puede? Por la idiosincrasia. Las maneras de vivir del europeo y el argentino son totalmente distintas. Allá quizá  se unen los clubes para hacer un reclamo, y acá cuando pasó lo que pasó con Estudiantes y su cancha, Gimnasia se abrió de la lucha… Acá el dirigente siente los colores como un hincha más y, en Italia, los dirigentes son dueños de clubes, empresarios que ven al fútbol como un negocio.

85 ¿River te fue a buscar con más convicción que Boca? Hizo más fuerza. Incluso, me junté con Aguilar.

86 ¿Maradona te prohibió ir a Núñez? Sí, me dijo: “A River, no”. Yo sé que Diego prefería que volviera a Boca, pero no sé hasta dónde podía darme una mano para que me trajeran, porque no es quien tiene la billetera.

87 ¿Cómo es ser amigo de Diego? Diego tiene un imán. Es raro, pero ya me acostumbré un poco a hablar con él. Igualmente, me llena de satisfacción cada vez que me llama y todavía me pongo a pensar, en serio, si realmente es Maradona el que está del otro lado …

88 ¿Qué te dijo Kirchner cuando te recibió en la Casa Rosada? No me acuerdo, pero estuvo bueno. Me dio la sensación de que tiene ganas de hacer cosas. De política no entiendo mucho, pero si volví a la Argentina es un poco por lo que hizo el Presidente, especialmente en cuanto a la seguridad. A veces, me dicen: “Uh, es complicado acá el tema de la inseguridad”. Pero a mí me afanaron en Inglaterra, y en España e Italia todos los días hay alerta cinco por peligro de atentados, y vuelan los trenes… Entonces, eso no lo sabés.

89 Económicamente, ¿cambiaste un Mercedes por un Fitito al volver? Sí, más o menos. No sé si un Fitito, pero un gasolero... Como dice mi viejo, si uno aprende a valorar lo que tiene, subirse a una Ferrari o a un Fitito tiene el mismo gusto. Y volver a tratar con la misma gente que dejé, después de varios años, me encanta. Ahora puedo sentarme en la gomería que laburé cuando tenía 16 a comerme un asado y jugar a las cartas, por ejemplo. Y esas son cosas que, más allá del buen pasar, no se pueden comprar con plata.

90 ¿Mascardi sigue siendo tu representante? ¿Cómo quedó tu relación con él? No sigue conmigo y la relación quedó muy mal. Más allá de los negocios y de la plata, faltó a la palabra o a lo que él pensaba: decía que era mi amigo. Para explicarlo mejor: vos tenés un teléfono que te dio 10 millones de dólares y querés seguir sacándole plata, y en el medio está la palabra “amigo”, entonces estás mal, mal. Entonces, no era amistad, si no otra cosa.

 

91 ¿Por qué tenés un tatuaje del Che? Me lo hice en Parma, una vez que fui a visitar a Hernán. No sé si hay un porqué. Se fueron dando muchas cosas. Un libro, un documental… Y el ver lo que significa el Che afuera del país… En Italia, es terrible. En cada cancha, hay una bandera del Che, sacando la de la Lazio… Ahí están los fascistas, y es un tema complicado. Yo lo elijo como símbolo en contra del imperialismo al que somos sometidos los sudamericanos, entre otros. No sé si me siento identificado, pero seguro que me gustaría ser como él, cuando veo las injusticias que hay. Si uno recorre Sudamérica, puede ver lo que han hecho nuestros hermanos americanos con todo esto.

 

92 ¿Tuviste muchos problemas con los hinchas de ultraderecha de la Lazio por tu tatuaje del Che Guevara? Sí, me pidieron que me lo sacara en cuanto llegué. Ahí no tomé conciencia de lo que había pasado, y después quedó ahí, porque al ganar el campeonato, quienes me habían pedido eso se arrodillaron y me besaron el tatuaje.

93 ¿Cómo conviven los pases millonarios con las ideas socialistas? Trato de dividir mi profesión, el deporte y la plata con el resto de mi vida, porque con lo que gano, como el Pupi y otros compañeros, trato de ayudar socialmente, en educación, salud o alimentación, pero… vivimos en un mundo lleno de contradicciones en todo sentido, y uno debe adecuarse

 

 

Por Diego Borinsky: 30/10/2006

Para seguir leyendo:

El huevo de la serpiente

En 1959 Ernesto Lazzatti, notable jugador, técnico y periodista, advierte desde El Gráfico sobre la politiquería dirigencial que empezaba a quebrantar la salud del fútbol nacional.

Brasil 1- Uruguay 0, el resumen

Duelo a la altura de la historia en Londres. Brasil le ganó 1-0 a Uruguay con gol de Neymar tras un penal discutidísimo. Fue el debut de Martín Campaña en el arco de los charrúas, que merecieron más.

Holanda 2 Francia 0, el resumen

Los naranjas le hicieron sólo dos goles a los azules por la UEFA Nations League, debido a que el arquero Lloris se atajó todo. Los goles fueron de Wijnaldum y Depay (que se la picó en el penal como venganza).

Argentina 2 - México 0, el resumen

Amistoso liviano en Córdoba. La selección venció a los mexicanos con goles de Ramiro Funes Moris y Brizuela (e/c). El martes habrá revancha, en lo que sería el último partido de Scaloni como técnico.

1991. Heroico: Boca 4 - River 3

Superclásico #17 por Libertadores. Noche soñada de Boca en la Bombonera, remonta un resultado adverso de 1 a 3 y termina ganándolo, con un golazo de Latorre, 4 a 3. CRÓNICA, FOTOS Y VIDEO.

1919. La más hermosa página de fraternidad

Debido a la lesión y muerte del arquero uruguayo Roberto Chery, la selección argentina, luciendo “la Celeste”, toma el lugar de la uruguaya en un compromiso con Brasil, en un gesto de hermandad inmortal.

1974. Queríamos tanto a Ringo

Oscar “Ringo”Bonavena, uno de los boxeadores más populares de nuestra historia, en 1974 recorría el mundo con esta remera. La foto nos la pidió Antonio Navarro al mail: elgrafico.com.ar/contacto

17 de Noviembre de 1939, Oscar y Juan Gálvez

Piloto y acompañante de la historia del deporte automotor, y protagonistas del incipiente Turismo Carretera. Venían de quedarse con el Gran Premio Argentino y el Extraordinario, a bordo del Ford V8.

1976. La inolvidable noche de Galíndez

Por Robinson: “Herido, sangrante, lesionado, casi ciego… así le gano a Kates, así se convirtió en ídolo”. Una pelea épica, en defensa del título, que forma parte de la historia grande del boxeo. VIDEO